My WordPress Blog

Alumno de Universidad Santo Tomás Los Ángeles se adjudica fondos del SENADIS

823

Alejandro Toro cursa tercer año de Psicología en la Universidad Santo Tomás Los Ángeles y, a fines de 2017, postuló a un fondo del Servicio Nacional de la Discapacidad (SENADIS) para adquirir un computador que le permitiera compatibilizar sus estudios y, de paso, mejorar su calidad de vida.

Con apenas 18 años, su visión comenzó a disminuir luego de que su nervio óptico se deteriorara considerablemente; ello, lo mantiene con una discapacidad visual del 70%. Sin embargo, su enfermedad no ha sido obstáculo para desenvolverse en su vida cotidiana.

Con respecto a los fondos que Toro se adjudicó, “me llegó un correo informando de una postulación al apoyo de estudiantes universitarios. Me informé a través de la página de SENADIS y postulé; reunía los requisitos que eran bastante simples; lo hice con fe”, relató el joven Tomasino.

Debido a su baja visión, todo lo que se relaciona con su vida universitaria (estudio y evaluaciones) lo hace de manera digital; es decir, a través de un computador. El fondo al que postuló buscaba, justamente, poder renovar el que ya tenía actualmente.

“Por SENADIS se puede postular a un computador cada 5 años como estudiante y el que tenía ya estaba deteriorado, había sufrido un accidente y, justamente, estaba necesitando uno”, relató el estudiante de Psicología.

Con dicho aparato tecnológico, además, espera prontamente a lanzar un proyecto de inclusión a través de la plataforma de Youtube, por lo que necesitaba uno nuevo para editar videos, entre otros aspectos.

La firma que consagró la adjudicación de los montos que le permitirán a Toro adquirir su nuevo computador se llevó a efecto en dependencias de Santo Tomás Los Ángeles, hasta donde también concurrieron otros cuatro estudiantes de otros planteles universitarios que también postularon y se ganaron los fondos.

“En nuestro caso, Alejandro postuló al “Plan de Apoyo Personal” para la adquisición de un computador, ya que eso es lo que necesitaba para poder desenvolverse en sus clases; además, él tiene muchos proyectos personales que está desarrollando, justamente relacionados con el tema de inclusión, bajo ese marco es que se adjudicó este apoyo de SENADIS”, relató el director de la Escuela de Educación y miembro del comité de inclusión de Santo Tomás Los Ángeles, Cristian Bustos.

 

PROYECTOS ADJUDICADOS

El trabajo entre la Universidad Santo Tomás de la sede Los Ángeles y SENADIS se ha extendido durante más de cuatro años, instancia que -además- le ha permitido a esta casa de estudios adjudicarse dos concursos abiertos con esta institución pública.

El primero fue postulado por la sede Los Ángeles en el año 2014; en aquella oportunidad, la universidad se adjudicó un monto importante de dinero que permitió acceder a equipamiento con el que -actualmente- pueden trabajar especialmente quienes mantenían dificultades similares a las de Alejandro.

Ya para esa fecha, “teníamos varios alumnos con discapacidad visual y por eso es que optamos a esos apoyos; ahora tenemos instaladas máquinas de escribir braille, impresora braille, programa Jobs, que es el que utilizan las personas con discapacidad visual, y otros elementos menores que fueron adquiridos gracias a este proyecto”, comentó Bustos.

Pero no solo eso, los fondos han permitido -entre otras cosas- realizar charlas y capacitaciones en lengua de señas, tanto a alumnos como funcionarios y académicos de Santo Tomás, lo que ha permitido contar con una comunidad educativa más inclusiva.

Sin embargo, y como representante de Santo Tomás, “estoy consciente de que siempre tendremos algo por hacer. No podemos decir que estamos listos, pero de que estamos avanzando, lo estamos haciendo y a paso firme”, argumentó el director de la carrera de Educación de Santo Tomás.

En 2017, esta casa de estudios también se adjudicó un proyecto con SENADIS; esta vez, con alianza con Santo Tomás Concepción a fin de trabajar en lo que es la capacitación en lengua de señas a funcionarios, profesores y estudiantes y así favorecer la inclusión de personas con discapacidad auditiva.

La necesidad de contar con espacios inclusivos se arrastra desde 2010 hacia atrás, fecha en la que Santo Tomás Los Ángeles ya tenía, particularmente, estudiantes con problemas de visión.

“Me acuerdo de una alumna que estudió con nosotros la carrera de Derecho y, en esa época, no había mucho apoyo para este tipo de situaciones. Ahí, entonces, empieza a nacer la necesidad de hacer cosas por aquellos estudiantes en situación de discapacidad, cualquiera fuera, y poder apoyarlos en su inserción real en el mundo educativo superior y posterior mundo laboral, que es el fin último”, relató el profesional.

Desde ahí, comenzaron a trabajar por una casa de estudio más inclusiva, compatibilizando dicha labor con una política institucional ya que no es sólo una iniciativa impulsada por la sede Los Ángeles. “La institución a nivel nacional, instala en cada una de sus sedes los comités de inclusión y es ahí desde donde se direcciona lo que estamos haciendo”, explicó el docente.

Anualmente, el comité de inclusión de la sede Los Ángeles trabaja para poder apoyar a los alumnos que postulan en las distintas carreras de Santo Tomás. De esta forma, Bustos expresó que existen algunas carreras que se caracterizan por la alta demanda de estudiantes en situación de discapacidad, siendo algunas del Área Social la que -históricamente- ha recibido la mayor cantidad de alumnos con esta condición.

Esto, porque “hemos generado alianzas con otras instituciones locales como, por ejemplo, la Corporación de Ayuda al Limitado Visual (COALIVI), quienes -de alguna manera- han orientado a sus jóvenes durante su etapa escolar a que participen de la educación superior en este tipo de carreras, al ser las que mejor se adaptan a sus necesidades”, relató el miembro del comité de inclusión de Santo Tomás Los Ángeles.

El que Alejandro se haya adjudicado los fondos para adquirir su computador, para Bustos significa un gran avance no sólo para él como alumno, sino que también para su familia ya que “ven que la Institución, a nivel de gobierno, está apoyando a su formación como estudiante y ciudadano”. 

SENADIS

La encargada del área de Educación de la Región del Biobío, Yennyfer Morales, explicó que los alumnos fueron favorecidos con el plan de apoyo individual, “el cual consiste en entregar un beneficio en monto de dinero para la compra de ayudas técnicas a estudiantes en situación de discapacidad, monto que les permitirá el pago de servicios de apoyo como -por ejemplo- intérpretes en lenguaje de señas y servicios de traslado”.

Asimismo, agregó que la idea es contribuir y equiparar las barreras tanto actitudinales como de accesibilidad para los alumnos y las dificultades que ellos tienen para llegar a sus casas de estudio.

Morales agregó, además, que alumnos del plan continuidad también firmaron este convenio, instancia que favorece a aquellos estudiantes que ya habían sido favorecidos en años anteriores y que se puede extender hasta que finalicen su carrera.

“Los montos adjudicados tienen un tope y van desde un millón quinientos mil pesos para los alumnos que solicitan servicios de traslado y de dos millones novecientos para aquellos que piden servicios de apoyo o ayudas técnicas”, detalló la profesional.

A nivel regional, en Biobío fueron 105 los alumnos beneficiados, distribuidos en las cuatro provincias que la componen. En la ciudad de Los Ángeles, fueron sólo cinco estudiantes los que se adjudicaron este beneficio.

El fondo concursable de SENADIS para estudiantes de educación superior abre sus postulaciones a fin de año (entre noviembre y diciembre) y dentro de los requisitos está el tener un promedio de notas de mínimo 4,0, tener su registro nacional de discapacidad y una cuenta Rut abierta a su nombre.

Comentarios
Cargando...