My WordPress Blog

Retienen subvención a 84 colegios que no se sumaron a la Ley de Inclusión

281

Durante enero, el Ministerio de Educación (Mineduc) retuvo la subvención escolar a 84 colegios que no traspasaron su condición de sostenedor a una fundación o corporación, de acuerdo a lo que exige la Ley de Inclusión y la Ley Miscelánea aprobada en enero.

Según la información proporcionada por el Mineduc, “de los 84 establecimientos a los que se les retuvo la subvención de enero, 33 ya presentaron el contrato para transferir la calidad de sostenedor a una entidad sin fines de lucro, sumándose a los 5.628 que ya lo habían hecho o ya eran sin fines de lucro antes de la vigencia de la ley. A este grupo no se le retendría la subvención en febrero”.

De los 51 colegios restantes, 33 establecimientos no ha iniciado el proceso y otros 18 ya constituyeron sus personas jurídicas sin fines de lucro. A estos últimos solo les falta el paso de presentar el contrato para transferir la calidad de sostenedor a tales entidades.

“Nos tiene muy esperanzados de que en marzo ya no haya retenciones de subvención y se normalice todo el sistema, ahora solo con sostenedores sin fines de lucro y, por lo tanto, solo con el objetivo de la calidad por delante. Estamos hablando de la retención del 0,4% de las subvenciones y la matrícula. El 99,6% de los que siguen en el sistema particular subvencionado ya se adecuó”, dijo el coordinador de la reforma, Andrés Palma.

Según Conacep, entidad que agrupa a los colegios particulares subvencionados, hay diversos motivos entre los establecimientos para no haber hecho el trámite. “No se trata de que todos esos colegios se negaron a sumarse a la ley; hay sostenedores que postergaron la decisión de pasar a entidades sin fines de lucro a la espera de la tramitación de la Ley Miscelánea (que generó cambios en la Ley de Inclusión) que se aprobó durante diciembre y que incluyó aspectos relevantes en materia de propiedad, arriendos y gestión”, explicó el presidente de Conacep, Hernán Herrera.

Según añadió, hay establecimientos que no alcanzaron a hacer los trámites y otros a los que el Mineduc rechazó la documentación. “Esto ha generado un problema porque al retener la subvención se podrían ver afectados los compromisos económicos con los profesores y funcionarios de esos colegios e incluso podría derivar en la quiebra y en el cierre”, advirtió. Y enfatizó que la situación que enfrentan “fue una irresponsabilidad del gobierno y de los legisladores que no le dieron un período de gracia a estos colegios”.

Por su parte, el asesor legislativo de Chile Vamos, Jorge Barrera, explicó que en las negociaciones con el Mineduc que se realizaron durante la tramitación de la Ley Miscelánea se propuso “que si se aplicaba la sanción de retención de la subvención ocurriera en marzo y que se hiciera de manera escalonada, descontando porcentajes de la subvención paulatinamente hasta retener el cien por ciento”. Esto no fue aceptado por el gobierno, dijo, y advirtió que “con esta retención no solo se ven perjudicados los sostenedores. También los profesores y funcionarios en caso de que falten recursos para pagar los sueldos”.

Ante ello, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, señaló que “vamos a exigir que el Mineduc pague directamente los sueldos de los docentes que puedan ser afectados. Esto de acuerdo a un dictamen de Contraloría que anteriormente ordenó al ministerio el pago de sueldos e imposiciones cuando se retuvo la subvención a la Corporación de San Fernando”.

Uno de los casos que se ha complicado es el del Colegio Antilén de Rengo. Este establecimiento pertenecía a una sociedad educacional y -para cumplir con la ley- sus socios crearon una corporación que quedaría como sostenedora. Sin embargo, el 28 de diciembre, cuando se hizo el trámite para traspasar la condición de sostenedor a esta nueva entidad, la Seremi de Educación de O’ Higgins rechazó la solicitud aduciendo una supuesta falta de antecedentes. Esto derivó en la retención de cerca de $ 50 millones correspondiente a la subvención de enero.

En el colegio -que tiene una matrícula de 700 alumnos- señalaron que están a la espera de acciones judiciales que reviertan esta situación y advirtieron que si la retención de fondos se mantiene por más de dos meses, en marzo tendrían que declarar la quiebra y el posterior cierre.

En una declaración pública, los trabajadores del sindicato N°1 del Colegio Antilén manifestaron que “es imperante que las autoridades, quienes tienen las herramientas necesarias para gestionar la continuidad de nuestro Colegio Antilen, realicen todos los esfuerzos necesarios para asegurar el derecho a la educación de nuestros estudiantes”.

Para José Valdivieso, presidente de Conapas -otra agrupación de colegios subvencionados- “es importante que se asegure el pago de sueldos de los docentes, ya que el 80% de la subvención se destina a las remuneraciones. Y también asegurar el derecho a la educación de los niños”.

Según se estableció en la normativa, si los sostenedores hacen los trámites que exige la ley antes de seis meses pueden recuperar los montos que fueron retenidos por el ministerio.

Comentarios
Cargando...