Anastasia Sanzana: “En Santo Tomás los deportistas de alto rendimiento tienen la facilidad para entrenar y estudiar”

1.417

Su mejor participación internacional con récord la realizó en el mundial de atletismo sub20, en Polonia el 2016, siendo su tercer récord en la disciplina de marcha atlética. A la fecha, ya posee cuatro récords de Chile en categorías sub18, sub20, sub23 y todo competidor, y este 2020 se prepara para el mundial de marcha atlética en Bielorrusia y los juegos olímpicos en Tokio.

Se trata de la estudiante de kinesiología de la Universidad Santo Tomás Los Ángeles, Anastasia Sanzana Beratto, la deportista de alto rendimiento de 21 años, oriunda de la comuna de Negrete, quien cierra un año de altos y bajos, pero enfocada en continuar trabajando duro para el futuro.

Por estos días, la Dirección de Asuntos Estudiantiles de Santo Tomás, le otorgó un especial reconocimiento destacando su desempeño en la disciplina, valorando su esfuerzo y dedicación en la obtención de importantes resultados.

En entrevista, la deportista agradeció el apoyo de su casa de estudios manifestando que Santo Tomás es una institución que apoya el deporte competitivo, en general.

¿Quién es Anastasia Sanzana? ¿qué te define?

Creo que exigente, perfeccionista y muy directa. Mis compañeros lo pueden avalar, de hecho, les gusta que sea franca, porque saben que no les voy a decir algo por las espaldas.

Mi vida personal es tranquila, pero me faltan horas en el día para tener vida social activa, porque el deporte y los estudios no lo permiten mucho. Entreno en el estadio municipal y en ruta, cerca de mi casa cada día, con cualquier clima, llueva o truene.

¿Cómo nace tu pasión por la marcha atlética?

Tenía 13 años y estaba en atletismo en talleres de mi colegio (CCLA) y fui un día al estadio por invitación de mi entrenador inicial, Cristian Bascuñán. Durante unos meses corrí un poco, pero la marcha me pareció entretenida desde un inicio. Mi profesor me dijo que podía enseñarme, y nunca imaginé que sería buena o que me iba a gustar tanto.

Entrené un año y llegué a estar tercera en el nacional escolar, categoría infantil y ahí me di cuenta de que era lo mío. En ese tiempo competía 2 km, hoy compito 20 km.

¿De qué forma evalúas el 2019 en materia deportiva?

Comencé el año con un nacional de marcha en marzo, que fue en Los Ángeles. Saqué primer lugar, pero no me fue tan bien como yo esperaba en términos de marcas, entonces, tuve que ponerle más empeño durante el año. Así, en abril participé en el nacional de atletismo, luego en mayo fui a los juegos deportivos nacionales, también fui al Sudamericano de Atletismo Adulto y, por último, a un Control en Temuco donde hice mi mejor marca de 10.000 m marcha, la mejor marca histórica en esa distancia.

Quedé muy conforme con este último resultado obtenido. No hay una mujer adulta que haya hecho menos de 49 minutos y yo hice 47 minutos con 23 segundos, pero mi motivación es siempre mejorar, porque quiero ir a los juegos olímpicos y ese es mi sueño.

¿En qué consiste tu entrenamiento?

Primero que nada, tengo que ser constante, son entrenamientos de varios kilómetros, donde debo sumar una cierta cantidad de kilómetros semanales, entre 100 y 120. Al principio me costó llegar, porque también tengo que estudiar y viajar, por lo que tenía que entrenar a veces los 7 días de la semana.

Tengo que tratar de hacer más de 15 km diarios en los entrenamientos, sólo 6 veces a la semana. En cantidad de horas, aproximadamente equivale a 1 hora 20 minutos (15km). Pero está también el calentar, elongar, hacer la disciplina, soltar, eso ya no es una hora, son entre 3 a 4 horas.

VIDA ACADÉMICA

¿Cómo te ha ido en los estudios universitarios?

Ahora van bien. Afecta mucho el rendimiento académico cuando te va mal en el deporte. Es tan frustrante cuando no te salen los entrenamientos, que no puedes concentrarte como debes, en lo demás. Uno debe sacar la vida personal cuando está en la pista y viceversa, pero no se puede del todo, somos personas completas.

¿Te proyectas en Chile ejerciendo la carrera que elegiste?

Si, quisiera ejercer mi profesión en el ambiente deportivo. Elegí kinesiología por el atletismo, aunque me gusta el área neurológica, algo alejado del deporte convencional. Pero en general, kinesiología tiene que ver con atletismo y eso me sirve para poder entrenar.

Pertenezco al Centro de Entrenamiento Regional y solamente puedo pertenecer a ese centro mientras estudie. Esas son las condiciones.

¿Santo Tomás ha aportado a tu buen desempeño como deportista?

He recibido mucho apoyo de parte de mi Universidad, por ejemplo, cada vez que debo faltar a clases.

Además, tengo rebaja de asistencia y 100% beca deportiva, porque tengo un buen currículum, entonces mis estudios me los gané con el atletismo, pero lo que no gasto en colegiatura, me lo gasto en mis zapatillas o yendo a campeonatos.

Yo estuve estudiando en Concepción en otra Universidad, pero no me facilitaban la vida con los certámenes, pese a que tenía beca deportiva, me sentía pasada a llevar. En Santo Tomás los deportistas de alto rendimiento tienen la facilidad para entrenar y estudiar.

Me encanta estudiar cerca de mi casa y algo acorde a mi disciplina. Aquí estoy cerca de todo lo que necesito, de la locomoción y del estadio para entrenar.

¿A quién dedicarías algunas palabras de agradecimiento por lo que hoy eres?

A mis papás les debo todo. A mi mamá le diría, muchas gracias por obligarme cuando no quería entrenar. Gracias por siempre apoyarme, también por desvelarse junto conmigo, porque nos levantamos muy temprano a veces, ya sea para ir a campeonatos o para ir a entrenar. Físicamente, ella me ha acompañado desde Osorno a Arica y en espíritu, va presente en los demás torneos. Además, me apoya absolutamente en mi sueño de llegar a los juegos olímpicos.

¿Qué necesitas para Tokio 2020?

Ahora salgo de vacaciones, por lo que se viene la doble jornada de entrenamiento.

Para ir tengo que posicionarme en un mejor ranking, porque tengo muy pocos campeonatos nacionales e internacionales. Este año fui sólo a un internacional y eso no me da mucho puntaje, se necesita tener buenas marcas en competencias de peso e ir a varios torneos. Además, tengo que empezar a buscar auspicio, porque el atletismo es una disciplina cara y a mí sólo me apoya mi casa.

¿Consideras que falta apoyo en el país, para que el deporte sea más validado?

Si, para empezar, que en los colegios se hagan más talleres deportivos y que no se eliminen ramos importantes como la educación física, que contribuye a una mejor calidad de vida y ayuda al estudiante a desestresarse.

Respecto a la visión que se tiene del deporte competitivo, debemos dejar de entrelazarlo con las actividades recreativas, son dos cosas muy importantes y distintas, que todos debieran respetar y apoyar.

Comentarios
Cargando...