Colegios particulares toman medidas para ayudar económicamente a los apoderados

318

Desde la semana pasada los colegios de todo el país debieron suspender las clases presenciales, debido a la decisión del Gobierno -tras presiones de alcaldes que ya estaban tomando esa medida- ante la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus.

La suspensión era inicialmente por dos semanas, pero el ministro de Educación, Raúl Figueroa, informó ayer que la cartera resolvió prorrogar por otras dos semanas la actual suspensión y, además, anticipar las vacaciones de invierno para las dos últimas semanas de abril, de modo que el próximo mes los estudiantes no volverán bajo ninguna circunstancia a sus establecimientos.

En tanto que algunos alumnos no tienen clases, otros sí, ya que hay colegios que continúan sus actividades educativas a través de medios digitales. Pero en ese contexto, en los apoderados surgen inquietudes, principalmente respecto al pago de mensualidades.

El superintendente de Educación, Cristián O’Ryan, expuso en La Segunda que «estamos viendo que efectivamente los colegios están prestando el servicio educativo a través de medios digitales. Y para los casos excepcionales, estamos trabajando con el Sernac: no debería haber un cobro asociado».

En el caso de los colegios particulares, surge la dificultad de entregar respuestas y facilidades a las familias, pero sin afectar el flujo de caja que permite pagar sueldos y sostener los proyectos educacionales.

Hernán Herrera, presidente de la Corporación Nacional de Colegios Particulares de Chile (Conacep), dijo a La Tercera que no coincide con idea de rebajar anticipadamente las mensualidades: «No nos parece razonable que se esté exigiendo una rebaja para todos. La gran mayoría, de acuerdo con lo que conocemos de medidas económicas, van a seguir recibiendo sus remuneraciones, por lo tanto no tiene ninguna justificación que no se le cumpla al colegio».

No obstante, sí se declaró a favor de que «se desarrollen fórmulas de solidaridad con aquellos padres que tengan el infortunio de perder su fuente laboral: aquí hay que dejar claro que por ningún motivo se puede desvincular a un alumno por razones financieras de las familias y se verá cómo enfrentar esta situación».

Postergación de pago, rebajas y soluciones solidarias

En este marco, diversos establecimientos pagados ya han anunciado medidas económicas para facilitar la situación a los padres. Todos los colegios de la red de los Legionarios de Cristo reducirán en 15 por ciento la mensualidad de abril «para todas las familias que lo requieran»: de esa forma, Cumbres (Las Condes), Everest (La Dehesa), Highlands (Chicureo), La Cruz (Rancagua) y San Isidro (Buin) deberían notificar aquello a los apoderados vía correo electrónico.

A su vez, Saint George’s (Vitacura), que fue el primer colegio del país en cuarentena, optó por entregar la opción de diferir los pagos o tomar medidas caso a caso: así las cosas, informó que las familias que lo requieran podrán postergar el pago de la cuota de colegiatura de abril y dejarla para diciembre.

Asimismo, una vez retomadas las actividades, identificarán el menor gasto en agua, gas y electricidad, para que el ahorro resultante sea destinado al fondo de ayuda del Comité de Escolaridad. Una medida similar a la propuesta por Villa María Academy (Las Condes), Bradford (Vitacura) y The Grange School (La Reina).

De hecho, este último colegio, resolvió una disminución directa de la colegiatura en 94.260 pesos por alumno, de una mensualidad que se eleva por sobre los 500 mil. Y les ofreció a los apoderados la posibilidad de aportar voluntariamente un 50 ó un 100 por ciento de esa rebaja a un fondo solidario para familias que tengan dificultades económicas.

Los colegios Institución Teresiana (Las Condes), Santa Úrsula y también Villa María evaluarán caso a caso a las familias que tengan problemas económicos durante estos meses para entregarles soluciones.

En tanto, el colegio Craighouse (Lo Barnechea) ofreció a los apoderados la opción de reembolsar los gastos variables por alumno, dependiendo del curso: por los de playgroup, prekínder y kínder, que están inscritos por media jornada, habrá una rebaja de 43 mil pesos en la colegiatura de abril, mientras que por los de básica y media (jornada completa) se descontará 87 mil pesos.

Por su parte, desde la Seduc -red de colegios Opus Dei, dentro de los que están Tabancura, Los Andes, Los Alerces, Huelén, Cordillera y Huinganal- reconocen estar «en discusiones, todavía con nada decidido. Cuando tengamos algo lo informaremos a los apoderados».

Comentarios
Cargando...