My WordPress Blog

A días de la elección: Los candidatos y propuestas que rodean la designación del nuevo presidente de la Suprema.

137

Diez días faltan para que el Pleno de la Corte Suprema defina quién será el ministro que se convertirá en el sucesor de Haroldo Brito, y presidirá el máximo tribunal hasta enero de 2022.

Los criterios para la definición, sin embargo, podría enfrentar un cambio luego que uno de sus integrantes presentara su candidatura, además de una propuesta.

Se trata del actual vocero, Lamberto Cisternas, quien oficializó su postulación a través de una carta, en la que también cuestionó que sea la antigüedad el parámetro para llevar a cabo la votación.

Es por ello que, en su opinión, el mecanismo correcto debería ser la elección entre quienes presenten un esquema o programa de trabajo y que demuestren, con palabras y acciones, su interés.

«No creo que sea suficiente la sola antigüedad; pues si no va acompañada de las características señaladas, significa otorgar una especie de cheque en blanco, sin saber el rumbo que se dará a la presidencia, ni qué temas serán prioritarios, ni cómo se ejercerá el liderazgo interno; ni cómo nos conectaremos con el resto de la comunidad, en especial en los tiempos que corren», sostuvo Cisternas, séptimo en el escalafón, en una misiva

Siguiendo el parámetro de la antigüedad, y sin considerar como candidatos a Sergio Muñoz, que ya fue presidente, ni tampoco a Brito, ya que de acuerdo por lo dispuesto en el Código Orgánico, no puede ser reelegido por estar en el cargo, debería ser Carlos Künsemüller quien tome la delantera, detalló el medio citado. Sin embargo, el ministro ya se marginó en la elección pasada.

Continuando con los descartes, el nombre que suena fuerte, por antigüedad y preferencias, ya que obtuvo la segunda mayoría durante las elecciones pasadas, es el de Guillermo Silva, ministro integrante de la Primera Sala.

El pero de Cisternas

En su carta de postulación, cuyo contenido le comentó previamente a Silva, el ministro vocero pidió al Pleno que se respete el hecho que el presidente sea nombrado por la misma Corte Suprema, de acuerdo a sus miembros y, que por ende, «no existen preferencias o exclusiones».

El posible ascenso de Cisternas, sin embargo, cuenta con un pero. Y es que, tras la salida de Hugo Dolmestch hace unos días, el ministro es el próximo en jubilar, en abril del próximo año, por cumplir la edad tope para el cargo, es decir, 75 años.

Comentarios
Cargando...