Efecto coronavirus: ¿Cuánto impactaría una desaceleración de la economía China al PIB chileno?

124

Un crecimiento de 1,6% es el que pronostica el Fondo Monetario Internacional (FMI) para América Latina en 2020, según la reciente actualización del informe de Perspectivas de la economía mundial dado a conocer por el organismo hace algunos días.

Un repunte considerando la pobre expansión de 0,1% anotada en 2019, pero en medio de un escenario mundial en el que predomina la incertidumbre por los efectos del coronavirus (Covid-19) en China, la segunda mayor economía del mundo y el principal socio comercial de Chile.

De hecho, según el FMI en su reciente informe titulado «Perspectivas para América Latina y el Caribe: Nuevos retos al crecimiento», posiciona al coronavirus entre los principales «riesgos a la baja» para la economías latinoamericanas durante el presente año, lo cual «podría afectar significativamente la actividad económica mundial, el comercio y el transporte».

China terminó 2019 con un crecimiento de 6,1%, ubicándose en la parte baja de las previsiones y anotando su menor avance en casi 30 años. Así, la emergencia de coronavirus sorprende al gigante en un momento de desaceleración económica, agravada por la tensión comercial con Estados Unidos. Antes del virus el mercado proyectaba una expansión del PIB de China en torno a un 6% en 2020.

Ahora los pronósticos han bajado: se espera que, producto de los efectos que provoque la enfermedad, la economía china se expanda alrededor de un 5,5%, siempre que la emergencia se logre controlar en los próximos meses. Lo anterior, considerando que aún el Gobierno de Xi Jinping no ha dado cuenta de sus previsiones de crecimiento post coronavirus para este año.

Esta desaceleración de Beijing, según expuso por el columnista argentino Andrés Oppenheimer el pasado domingo a El Mercurio, y citando estudios internos del FMI, afectaría principalmente a los países exportadores de productos básicos de América del Sur, como Chile, donde más del 30% de sus exportaciones van a parar a China.

En ese sentido, Oppenheimer graficó el impacto que tiene le economía china sobre Chile asegurando que si el crecimiento del primero retrocediera un punto porcentual -del 6% al 5% anual- este año por el coronavirus, «el producto interno bruto de Chile caería entre 0,3% y 0,5%, según el FMI».

Al respecto, Jorge O´Ryan, director de ProChile, organismo que se encuentra monitoreando el estado de las exportaciones chilenas varadas en los puertos del país asiático -producto del freno en la actividad debido a los efectos del coronavirus- y el comportamiento de la demanda tras el extendido año nuevo chino, comentó que una desaceleración de la segunda potencia económica mundial «afecta de todas maneras» a Chile.

«Con esto obviamente el precio del cobre va a bajar, porque va a haber menos demanda. O sea, nos impacta directamente: el 48% de nuestras exportaciones son cobre.

Ahí está el primer tema, y lo mismo pasa con el litio, la electromovilidad, etc», dijo, agregando que «el 52% aproximadamente de nuestra exportación son bienes y servicios no cobre. Y eso, al bajar la economía en China, obviamente que va a golpear al consumidor y también los precios de nuestros productos por la menor demanda».

Así, según expuso O’Ryan «lo que se está diciendo en China, según nuestras oficinas comerciales, es que la proyección económica para China era un crecimiento de 5,9% para 2020, y se dice que si en marzo la situación del coronavirus se controla, bajaría un 0,5% la economía china. Por lo tanto, de acuerdo a las cifras que se podrían manejar, esto impactaría un 0,15% en el PIB de Chile».

Cifras que no están lejos de lo que prevé el economista y ex subsecretario de Economía Tomás Flores, quien explicó que «hoy día Chile exporta más o menos el 25% de lo que produce. Y de eso el 32% se va a China. Es decir, más o menos el 8% del PIB chileno es producido para ser utilizado por la economía china. Esa es la magnitud de la relación».

Por ello, continuó, «probablemente somos los más expuestos de América Latina (…) y después vendría Perú» respecto a cómo evoluciona la actividad en el país asiático».

Dicho eso, agregó que «el cálculo que a mí me da es que si China efectivamente bajara su tasa de crecimiento de 6% a 5% en el año completo, a mí me da un menor PIB para Chile entre -0,2% y -0,4%», recalcando de todas formas que ve poco probable que el impacto del coronavirus alcance a afectar en un punto completo al PIB chino.

«Lo que probablemente va a ocurrir es que el PIB del primer trimestre de este año es el que se va a ver afectado en China, mientras que en los siguientes va a haber una recuperación», añadió Flores.

Mientras que el economista y académico de la U. de Chile, Alejandro Alarcón, afirmó que «si la economía china cae, va a afectar claramente las exportaciones de cobre, vino y fruta, y va a tener efectos en el país».

Tras ello, calificó de «plausible» que China se desacelere un 3% este 2020, por lo que «podríamos llegar a tener un impacto en Chile de prácticamente un punto. Es decir, podríamos tener a la economía solamente considerando ese efecto muy cercana a un crecimiento de un 0%».

En todo caso, y al igual que Flores, Alarcón apuntó que el tipo de desaceleración que probablemente presente China «tiene forma de ‘v’, es decir, cae rápido pero después sube rápidamente también».

Por su parte, el ministro (s) de Hacienda, Francisco Moreno, se mostró cauto en entregar un eventual impacto que generaría una desaceleración de China, aunque sí sostuvo que «la única cifra que puedo señalar y que me parece que es necesario que la ciudadanía lo sepa es que durante el mes de enero, de acuerdo al Servicio Nacional de Aduanas, disminuyeron en un 9,8% las exportaciones de nuestro país a China».

Comentarios
Cargando...