Fiscalía confirma que único detenido por crimen de fotógrafa en Santiago «actuó motivado por un robo»

877

En la ciudad de Palmilla, región de O’Higgins, fue detenido ayer el único sindicado como responsable del crimen de Albertina Martínez, la fotógrafa y asistente de cámara que falleció a fines de año pasado.

El cuerpo de la mujer de 38 años fue encontrado el pasado 21 de noviembre al interior de su departamento en el centro de Santiago. Según se confirmó, también faltaba su equipo de trabajo, entre ellos una cámara.

Lee también:

Detienen a sospechoso del crimen de la fotógrafa Angelina, Albertina Martínez

 

El imputado, de 19 años, fue aprehendido por efectivos del Departamento OS-9 por el delito de robo con homicidio, y, según se señaló desde la Fiscalía Centro Norte, contaba con una orden de detención a días de ocurrido el crimen.

«OS-9, junto al Ministerio Público, habían determinado la identidad de este sujeto al tercer día de ocurrido los hechos.

El 26 de noviembre se había despachado una orden de detención, la que fue decretada de forma definitiva el 29 de noviembre.

Estábamos en búsqueda las 24 horas del día», señaló el persecutor Arturo Gómez. Recalcó que el detenido sería el autor del homicidio, descartando «de plano» que el crimen tuviese alguna motivación política.

Ello considerando que en un comienzo se señaló que Martínez concurría activamente a las marchas desarrolladas tras el 18 de octubre, lo que también fue descartado por su familia.

«Tenemos bastante material gráfico con el que vamos a lograr acreditar la participación de un ciudadano chileno que actuó motivado por un robo y que con ocasión del robo comete el homicidio», recalcó, precisando que este no tenía ningún vínculo con la víctima.

Gómez señaló que además se está indagando la participación de más involucrados, como aquellos que lo habrían ayudado a mantenerse prófugo: «Se va investigar la participación como encubridores de otras personas que colaboraron para que este sujeto huyera por más de 50 días (…) se está investigando la participación de otro sujeto».

Por su parte, el coronel Manuel Cifuentes, jefe de Departamento OS-9 aseguró que la evidencia, física y biológica, es contundente, detallando que el imputado utilizaba en la región de O’Higgins un nombre de pila falso y que mantiene antecedentes penales por robo.

«La contundencia de los medios de prueba que se obtienen en las primeras horas de la investigación y días siguientes, permitían ya a la fiscalía tener una teoría del caso bastante clara y precisa (…) todos los artefactos de orden tecnológico, al ser utilizados dejan una huella y obviamente la sagacidad se los equipos investigadores está en dar esa trazabilidad», sostuvo el uniformado.

Tanto el fiscal, como el coronel señalaron que el detalle sobre cómo ocurrieron los hechos se darán a conocer en la audiencia de formalización.

Comentarios
Cargando...