Presidente de la CPC ve probable que desempleo llegue a dos dígitos y banca descarta «perdonazos»

130

Después de anunciar la creación de un fondo privado de emergencia para la salud en Chile de $50 mil millones, el presidente de la CPC, Juan Sutil, hizo un análisis respecto a las cifras de desempleo que probablemente se verán en el país en los próximos meses, a raíz del golpe del coronavirus.

Así, el líder del gran empresariado sostuvo que «es más que probable que sí vamos a tener que sufrir desempleo. Hay algunas empresas que no van a poder pasar esto, hay algunas empresas que van a sufrir, hay algunas empresas que van a tener que ajustarse precisamente para proteger el empleo».

«Y eso puede significar que si nosotros veníamos en los últimos años a tasas entre el 6% y el 8%, probablemente vamos a pasar los dos dígitos. He ahí la importancia de, en la medida de lo posible, de mantener y proteger los empleos», recalcó Sutil.

En esa línea, el empresario contó que la última semana recorrió durante tres días Chile y que «pasé por muchas operaciones y la principal preocupación de la gente es su estabilidad laboral y su continuidad laboral». Por ello, «llamamos también a todos los empresarios de Chile a redoblar los esfuerzos por mantener la continuidad laboral de sus trabajadores y especialmente a los colaboradores».

Consultado una vez más por eventuales apoyos que vengan desde el Gobierno central a empresas o industrias específicas, Sutil respondió: «Más que ayudar a pequeñas, medianas o grandes empresas hay que pensar que las empresas todas en su conjunto son parte de la economía y parte de la sociedad. Y hay algunas que son más estratégicas que otras que va a haber que apoyarlas, especialmente las más pequeñas».

Banca descarta «perdonazos»

Por su parte, el presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), José Manuel Mena, profundizó sobre la serie de medidas que su sector ha ido poniendo a disposición de los clientes para «acompañarlos» mientras el Covid-19 afecta el normal funcionamiento del mercado laboral en Chile y descartó un eventual «perdonazo» por parte de las entidades.

Así, frente a las diversas alternativas que han ofrecido los bancos, explicó que dichas entidades «no podemos generar un mecanismo único y una tasa única, eso sería colusión».

«Aquí lo que opera es que cada banco establece las mejores condiciones para sus clientes. Nosotros y yo en particular no puedo entrar a una conversación de acuerdos de plazos ni de tasas ni de condiciones específicas, lo que hacemos es compartir las buenas prácticas y compartir los esfuerzos de manera que cada banco haga su bajada con su cliente», manifestó.

Consultado específicamente por la posibilidad que están dando algunas entidades de aplazar el pago de una cuota de un crédito hipotecario de abril, por ejemplo, hacia el fin del plazo del crédito, en 20 años, Mena dijo que «el banco lo que busca es que el cliente pueda pagar y que esa liquidez le permita mirar ese tiempo como una mayor posibilidad de pago».

Sin embargo, apuntó que se trata de una alternativa «en desarrollo», ya que «una cosa es tener la liquidez para una persona en el caso de un dividendo hipotecario, pero hay un escenario donde la magnitud del problema que vamos a enfrentar como país y como economía es muy posible que signifiquen medidas adicionales».

Así, poniendo de ejemplo una empresa que se descapitaliza y que durante cuatro o cinco meses no tiene ingresos, «debemos pensar en buscar otros mecanismos que se complementen a los que estamos conversando ahora y que permitan generar viabilidad en el mediano y largo plazo».

«Lo menciono porque no nos podemos quedar solo en la situación de una cuota o dos cuotas, tenemos que mirar también la situación más global y es nuestra responsabilidad impulsar esa mirada y poder tener propuestas para los clientes (…).

Es una situación que ustedes ven a nivel global, donde otros países están también conversando, porque en el escenario positivo esto dura un par de meses, pero en el más negativo esto se puede alargar más», dijo. Entonces, consultado por si uno de esos mecanismos podría ser la evaluación de un «perdonazo», Mena respondió: «No, no, no.

Cuando uno habla de un perdonazo significa que usted como depositante va a tener un problema también». «O sea la palabra condonación nosotros no la podemos emplear, aquí cada uno tiene que tener claridad de que los compromisos de pago son esenciales de cumplir, así como los compromisos para los depositantes son esenciales de cumplir también», concluyó el líder de la banca.

Comentarios
Cargando...