Ventas del del comercio minorista de las regiones de Valparaíso, Biobío y La Araucanía mostraron fuertes caídas en noviembre

173

Las ventas reales del comercio minorista, en términos de locales equivalentes y por ende presenciales, de las regiones de Valparaíso, Biobío[1]  y la Araucanía, según el índice que elabora mensualmente el Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), mostraron fuertes caídas en el mes de noviembre, desacelerándose aún más tras los negativos resultados de octubre dando cuenta de las repercusiones de la crisis social en las ventas del sector, según el análisis de la gerente de Estudios de la entidad, Bernardita Silva.

En la Región de Valparaíso las ventas en términos de locales equivalentes marcaron en noviembre una baja real anual de 19,8%, acumulando una caída de 7,1% en los once meses de 2019.

En la Región del Biobío, las ventas del retail en términos en locales equivalentes registraron en noviembre un descenso de 14,7% real anual, acumulando entre enero y noviembre una baja real de 2,6%.

Por último, en la Región de la Araucanía, la actividad comercial minorista en términos de locales equivalentes evidenció una baja de 12,1% real anual en el penúltimo mes del año, acumulando una caída de 2,4% a noviembre.

Perspectivas Generales por Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC

De acuerdo con el índice que elabora el Departamento de Estudios de la CNC las ventas minoristas, en términos de locales equivalentes, de las regiones de Valparaíso, Biobío y La Araucanía marcaron en noviembre fuertes caídas, en línea con los resultados de la RM, y continuando así con los negativos efectos que ha tenido la crisis social que atraviesa el país sobre los resultados del sector.  Con respecto a las categorías estudiadas en el mes de noviembre se desacelera más fuertemente la Línea Tradicional de Supermercado en las tres regiones analizadas al compararla con su resultado de octubre. Por su parte, las categorías de durables y semi-durables experimentan nuevamente fuertes caídas.

Noviembre fue un mes que estuvo fuertemente golpeado, sobre todo la primera quincena, donde gran parte del comercio vio afectado su funcionamiento debido a la violencia e inseguridad que reinaba en las calles y recién hacia fines del mes se comenzó a recuperar poco a poco cierta calma en el sector y a extender los horarios. En este contexto dentro de las regiones en estudio Valparaíso y Biobío han sido las más impactadas por los desórdenes y saqueos.

Dado estos acontecimientos el panorama no se ve fácil para el sector, la incertidumbre es alta y las confianzas están en sus mínimos históricos. La última encuesta de confianza de consumidores (GFK Adimark) marcó en diciembre 29,4 puntos, marginalmente sobre noviembre, pero aún situándose bajo los 30 puntos lo que da cuenta de un alto pesimismo. A esto se suma la debilidad en el mercado laboral, donde ya se ha informado un significativo aumento en los despidos por necesidades de la empresa, lo que se comenzará a visualizar en las cifras oficiales en los próximos trimestres. Ante este escenario el sector necesita calma, recuperar totalmente el orden público para continuar operando con tranquilidad, volver a ser el motor de la economía, invertir y dar trabajos de calidad a los chilenos.

Región de Valparaíso

Las ventas de la Región de Valparaíso en términos de locales equivalentes marcaron en noviembre una baja real anual de 19,8%, tras haber caído un 17,2% en octubre, mes que comenzó la crisis social. Así, las ventas minoristas de la región marcan un descenso de 7,1% real entre enero y noviembre. En cuanto al trimestre móvil, el último período septiembre-noviembre marca una caída de 14,6% real, con dos meses fuertemente golpeados tras el estallido del 18 de octubre.

Todas las categorías analizadas, en términos de locales equivalentes, marcaron fuertes bajas en el mes de noviembre, sobre todo aquellas relacionadas con bienes que no son de primera necesidad, continuando con la tónica del mes anterior y desacelerándose fuertemente la Línea Tradicional de Supermercados, la cual había sido menos golpeada en octubre. Vestuario y Calzado evidenciaron caídas reales anuales de 21,8% y 29,3% respectivamente.

Línea Hogar y Muebles registraron bajas reales anuales de 32,2% y 31,4%, y Artefactos Eléctricos cayó un 24,3% real anual. Por su parte, la Línea Tradicional de Supermercados, que incluye abarrotes y perecibles, registró una caída de 13,5% real anual. Entre enero y noviembre todas las categorías acumulan caídas reales siendo Vestuario y Calzado las más afectadas con bajas reales acumuladas de 12,2% y 12,1% cada una. Por su parte, la Línea Tradicional de Supermercados cierra entre enero y noviembre con un descenso de 3,1% real.

Región del Biobío[2]

Las ventas reales del comercio minorista de la Región del Biobío, en términos de locales equivalentes, marcaron en el penúltimo mes del 2019 una baja real anual de 14,7%, desacelerándose aún más tras la baja de 12,9% de octubre.

De esta manera las ventas minoristas de la región cerraron entre enero y noviembre con una caída real anual de 2,6%. En cuanto a los trimestres móviles se vio una fuerte desaceleración en el último período septiembre-noviembre, con una baja real de 10,8% producto del fuerte efecto de la crisis social en octubre y noviembre.

En cuanto a los rubros estudiados, al igual que en octubre, en el mes de noviembre se evidencian fuertes caídas en lo que no es de primera necesidad. Calzado marcó una baja real anual de 18,8% y Vestuario cayó un 17,8%. Artefactos Eléctricos registró una baja de 32% real anual, Línea Hogar cae 19,1% y Muebles marca un descenso de 22,3% real anual. Por su parte, las ventas de la Línea Tradicional de Supermercados, que representa abarrotes y perecibles (bienes de primera necesidad) marca una baja significativamente menor al resto de las categorías de 5,2% real anual, mayor eso sí a la caída de octubre. Entre enero y noviembre todas las categorías acumulan caídas reales.

Región de La Araucanía

Las ventas del comercio minorista de la Región de La Araucanía, en términos de locales equivalentes, marcaron en noviembre una baja de 12,1% real anual, tras caer un 10,9% en octubre. De esta manera la región cierra entre enero y noviembre con un descenso anual de 2,4% real.

Al analizar los trimestres móviles, la fuerte caída de octubre y noviembre influyó en la significativa desaceleración del período septiembre-noviembre marcando una baja de 8,6% real.

En cuanto a las categorías estudiadas, en términos de locales equivalentes, todas registraron descensos anuales reales en el mes de noviembre. Al igual que en octubre Línea Hogar y Muebles evidencian las mayores bajas con caídas reales anuales de 32,8% y 24,2% cada una. Vestuario cae 9,3%, atenuando la caída de 20,6% de octubre.

Por su parte Calzado baja un 16,3% real anual y Artículos Electrónicos se contrae un 12,2%. La Línea Tradicional de Supermercado se desacelera fuertemente en el penúltimo mes del año con una caída de 10,1% real anual. En lo que va del año solo Artículos Electrónicos alcanza entre enero y noviembre un resultado positivo, con un alza en el margen de 0,7% real, mientras que las demás categorías acumulan bajas de distinta magnitud.

Comentarios
Cargando...